Blog de ISEP

Terapia cognitivo-conductual: Qué es y cómo puede ayudarle

Terapia cognitivo-conductual: Qué es y cómo puede ayudarle

La Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) es una herramienta de psicología utilizada para abordar desafíos emocionales. La TCC ayuda a tratar un gran número de trastornos mentales, como depresión, ansiedad, trastornos alimentarios, estrés postraumático y trastornos bipolares. Esta terapia psicológica utiliza técnicas para ayudar a las personas a identificar y cambiar sus pensamientos y comportamientos negativos.

¿Cómo funciona la terapia cognitivo-conductual?

La TCC es una terapia centrada en los pensamientos, sentimientos y comportamientos. Esta forma de terapia psicológica utiliza diferentes técnicas para ayudar a las personas a identificar y reemplazar los patrones de pensamiento y comportamiento negativos con otros más saludables. Estas técnicas incluyen identificar y contrarrestar los pensamientos negativos, aprender formas nuevas para relacionarse con los demás, estimular cambios en el esquema de pensamiento primario, buscar alternativas de comportamiento positivo, contrarrestar las creencias limitantes y mejorar las habilidades para manejar el estrés.

¿Cuándo es útil la Terapia Cognitivo-Conductual?

La TCC puede ser de ayuda para muchos desequilibrios emocionales. Estos incluyen depresión, ansiedad, fobias específicas o situacionales, trastornos alimentarios, trastorno obsesivo-compulsivo, estrés postraumático y trastornos bipolares. Esta terapia también puede ser útil para tratar otros problemas de salud mental como el pánico. Además, la TCC puede ser aplicada tanto individualmente como en grupo, con los mismos efectos.

Beneficios para la Terapia Cognitivo-Conductual

La Terapia Cognitivo-Conductual puede ayudar a las personas a superar sus problemas emocionales brindando las herramientas para entender de qué manera sus pensamientos y sentimientos están afectando a su comportamiento. Esta terapia cambia la forma en que las personas perciben la realidad y le ayuda a construir una nueva percepción para enfrentar mejor los desafíos. Además, la TCC le ayudará a mejorar la forma en que uno se comunica con el mundo y a desarrollar una mayor conciencia de uno mismo.

¿Cómo sé si la Terapia Cognitivo-Conductual es para mí?

Si usted está experimentando una desequilibrio emocional o ansiedad, la TCC puede ser una opción muy valiosa. Si decide comenzar la terapia, es importante encontrar un profesional respetado que tenga la capacitación y la experiencia necesarias para ayudarlo. Para tener éxito en la terapia, usted tendrá que poner el esfuerzo para identificar patrones de comportamiento negativo, a través de la conciencia y el uso practico de herramientas para mejorar la salud mental.

Conclusiones

Es importante buscar ayuda si está luchando con la ansiedad, la depresión u otros desequilibrios emocionales. La Terapia Cognitivo-Conductual es un tratamiento muy útil para abordar muchos trastornos mentales. Esta terapia le ayuda a los pacientes a entender y cambiar sus patrones de pensamiento y comportamiento negativos. La terapia le ayudará a tomar consciencia de sus pensamientos y su comportamiento, le ayudará a construir una mayor conciencia de sí mismo y mejorará su comunicación con el mundo.

Avatar de Idoia Apaolaza

Acerca del autor:

Idoia Apaolaza
Licenciada en Psicopedagogía. Máster en Evaluación e Intervención Logopédica y Posgrado en Atención Temprana de ISEP. Psicopedagoga en Asociación de Psicopedagogos de Euskadi. Psicopedadoga-Logopeda en Ekimena Psikopedagogia.

Ver todas las entradas por Idoia Apaolaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR